He leído muchos libros, he asistido a talleres,formaciones,cursos, en relación a
cómo sanar traumas,mientras más leo y escucho las muchas miradas de los
teóricos ,de los terapeutas y de los expertos…voy haciendo síntesis con mi propia
vida,con mis traumas prenatales,perinatales,traumas del desarrollo,traumas de
apego inseguro y ambiguo, traumas de negligencia parental,traumas de
abuso,traumas de rechazo y abandono, traumas de accidentes,caídas, amenazas
de muerte, separaciones,pérdidas de bebes, en fin creo que todas las categorías
de traumas están en mi cuerpo, más todos los traumas que por empatía vivo con
mis pacientes y tambien los que de alguna manera u otra han experimentado los
miembros de mi familia , es decir dentro de mi hay una experiencia universal de
los dolores de la humanidad.

Hoy transito por el covid…una experiencia nueva dentro del cuerpo, gracias a la
consciencia corporal que me ha dado todo el estudio y la búsqueda de sanarme y
ayudar a sanar a otros que la conversación con el covid a sido muy amable., justo
llegó su visita en el primer dia de ayuno, de Ramadán. Asumí que era un regalo
de la divinidad para aprender y tomar consciencia no sólo del que sufre de
hambre,sino que también enfermedad, no ha sido fácil.

¿Que me ha ayudado? ,el dormir, meditar desde la consciencia corporal,atención
plena, rezar, mover el cuerpo cuando está pasando por una fase suave de dolor y
hablarle al cuerpo diciendole..”ya va a pasar”..a ratos viene el estado de “no doy
mas,” es cuando se siente el tiempo eterno..pero aplicando lo aprendido de cómo
funciona el sistema nervioso, busco la forma de que se descargue ese miedo y
esa sensación de impotencia y pasa…pasa.

Y hoy, en un espacio de dolor y agotamiento y de hiperactivación
mental….mirando mis nuevas amigas en mi dormitorio..unas bellas compañeras
plantas que me oxigenan el aire y la vista y me envian vitalidad todo el rato…le
pregunté a Lo Mas Grande ..y al fin de cuentas qué sana el trauma?

Porque hay muchas técnicas..con algunas he sintonizado, con otras las estudio
pero no las aplicaré porque al mirar a los profesores, no me llega la sensación de
autorregulación en ellos… sé de mi alta exigencia..pero en el contacto con
ellos..me falta algo….que es?—me lo he preguntado estos días de retiro covid.

Y allí en medio del entresueño del malestar,de la visión de mis plantas amigas
sosteniéndome y del repaso de casi todas mis estaciones donde vivi
el trauma..viene desde muy adentro,muy adentro,como una voz invisible…una sola
palabra… lo que sana es “.El Amor.”, ese amor que siempre ha estado,pero que se
manifiesta de mil formas para irte sanando de a poco y asi despertando para ver el
amor y dar amor…

Esta develación me ayuda a comprender la motivación que me impulsa a
levantarme todas las mañanas ir a la consulta y atender a tantas personas…es el
amor que se me ha dado para dar. y al despertar de este entresueño,vuelvo a
sentir el cuerpo, está mejor, relajarse y dormir sana, recordé hace muchos años
atrás ,cuando joven…hice un ayuno de un mes ,en que la primera semana era de
nada.,sin agua ,ni comida….tenía la motivacion de “ver a Dios, de sentirlo
cerca”…pase dias muy dificiles, mi cuerpo gritaba ,se sentía todo el fuego interno
de los procesos biológicos, faltaba un dia para terminar esta parte y tomar un
sorbo de agua…frustrada porque no había tenido ninguna experiencia “especial”..y
haciendole pucheros a la Divinidad…,sentada en la terraza de mi casa,mirando
jugar a mis hijos, se descorrio un velo y pude ver como todo,todo es amor y es
expresion del amor.,.me recorrio una suave brisa dentro y fuera de mi…quedé muy
asombrada..esto duró un segundo y luego volví a la consciencia ordinaria y guarde
esta experiencia dentro de mi.como un regalo,que aún no digiero en su
totalidad. Hoy la recordé.

Porque sanarnos de los traumas? porque en el proceso está la llave para
descubrir el amor, el auto amor y el amor hacia los otros. no es un camino de un
dia,es un camino de toda la vida,porque la Divinidad sabe de los tiempos que
necesitamos para ir digiriendo y metabolizando y cuando podemos integrar lo
vivido.

Lo que si está en nuestras manos es la motivación a hacerlo,la intención de la
búsqueda. la acción de salir adelante.y, el encontrar al terapeuta que sea el que
sintonice con mi humanidad más allá de su técnica, el terapeuta que me pueda
mirar a los ojos y saberme en él.y confiar que él me está ayudando a metabolizar
porciones pequeñas de la energia dificil y como una madre amorosa me
acompaña a ir despacio a caminar y recordar mi fuerza y mi poder. asi voy
sanandome. Despacio, de a poquito, tomando consciencia pra ver el Amor dentro
de mi y afuera ,que ha estado todo el tiempo.

Las heridas de amor se sanan con Amor…

Bendito covid, bendito Ramadán ,bendito el Amor que nos sostiene,
Mi cuerpo me ha pedido mañana , un descanso del ayuno, por amor a él y su
amoroso servicio de sostener mi alma, le dije sí.